Analogía y orden trascendental en Araujo (s. XVII)

Miniaturas del «Dioscórides» de Viena (Manuscrito del año 515). La galería de aves pretende captar la semejanza o «analogía» entre lo natural y lo pintado, exigiendo al espectador el uso de la analogía, único modo de presentarse como un texto didáctico.

Estas páginas (publicadas en issuu) ofrecen algunas reflexiones filosóficas inspiradas en el maestro salmantino Francisco Araujo (1580-1664). Pertenecen a sus juveniles y admirables «Comentarios a la Metafísica de Aristóteles», escritos en dos tomos. Eran un reclamo dirigido a otros autores que desde el siglo XIV parecían haberse desviado de la doctrina clásica.

De esta gruesa obra, destaco las primeras cuestiones del libro IV, que corren por las sendas de la analogía y del orden trascendental.

Mi interés ha pivotado muy especialmente sobre algunas complicidades metafísicas del término “ser”, que responde unas veces al verbo latino «esse», otras al participio «ens» (que es participio presente neutro del verbo «esse») y al griego «ὄν» (a su vez participio del verbo «εἶναι»).

Así está presente también en las obras medievales y tardomedievales, como las de Suárez, sobre cuyas «Disputaciones Metafísicas» discute a veces Araujo.

Recordaré que la obra más famosa y conocida en el Siglo de Oro sobre el funcionamiento lógico de la mente humana fue el opúsculo de Cayetano titulado “La analogía de los nombres” (De nominum analogía, 1548), donde se indican dos clases de analogía: la de atribución y la de proporcionalidad. Araujo sigue este enfoque. El planteamiento de ambos autores no es un asunto de meros términos, sino fundamentalmente de sentido y concepto, un modo intelectual de acercarnos a las cosas, teniendo como punto de partida, de un lado, lo real, y de otro lado, los conceptos y palabras que lo expresan. Esa analogía está presente en temas tan cercanos como el «amor», el «agradecimiento», la «verdad», el «orden político», etc., temas que que han sido desarrollados en muchas entradas de este blog.

1 Comment

  1. Solo quería felicitarle por su web. Clara, útil, con una muy bonita estética, ordenada… todo lo que se podría pedir!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 Ley Natural